miércoles, 13 de junio de 2012

'Sobre hipopótamos y otros seres humanos'

Friedrich Seidenstücker (1882-1966) no vendió su primera fotografía hasta que tenía 46 años. Formado como escultor, nunca perdió su ojo para la masa y la forma. 
Pese a la importancia popular y el calado de las fotos, nunca hasta ahora se había expuesto con seriedad la producción de este reportero de prensa que iba para escultor pero terminó siendo fotógrafo. La exposición Friedrich Seidenstücker. Of hippos and other humans. Photographs 1925-1958 (Friedrich Seidenstücker. Sobre hipopótamos y otros humanos. Fotografías, 1925-1958) es la primera gran retrospectiva que hace justicia a una obra injustamente olvidada.
Los animales eran su tema favorito que viene. Se convirtió en una especie de un fotógrafo de la corte para el zoo en los días en que fue considerado por muchos como el parque zoológico más hermoso del mundo






 No es uno de esos fotógrafos intocables y cuya obra merece ensayos y tratados. Estamos hablando de un profesional humilde, fascinado con su trabajo y que nunca salía de casa sin la cámara en la mano. No pretendía hacer arte, sino fotografías que capturasen y condensasen el latido de la ciudad de la ciudad de la que estaba enamorado, Berlín

Desde los años de la República de Weimar (1919-1933) y hasta la década de los cincuenta, cuando Berlín era una ciudad en escombros tras la II Guerra Mundial, Seidenstücker se dedicó a callejear y hacer fotos sobre el latido de la ciudad. Su obra, muy querida por los berlineses, se ha llegado a considerar como la crónica más exacta del devenir cotidiano de la capital alemana en la época. 





Pandillas de jóvenes disfrutando de las emociones de la gran ciudad, escenas de profundo sentido del humor en el zoo, imágenes sobre la vida diaria en la urbe y, finalmente, desoladores paisajes de las consecuencias de la guerra, la colección permite comprobar el optimismo que reivindicaba Seidenstücker con su mirada, pero también el compromiso con el sufrimiento que padecieron los berlineses tras la segunda gran contienda bélica mundial.


Durante el nazismo dejó de hacer fotos: no soportaba la tristeza de Berlín Siempre con modales de reportero (las fotos pertenecen a la urgencia del momento), el fotógrafo era como una cámara andante: retrataba todas las facetas de la ciudad, desde los juegos de los niños, hasta los vendedores ambulantes y las colas de hambrientos ante los comedores benéficos. 
Durante los años del nazismo, Seidenstücker decidió colgar la cámara. No quería hacer fotos de la tristeza que se había apoderado de él 


 Los animales eran su tema favorito que viene. Se convirtió en una especie de un fotógrafo de la corte para el zoo en los días en que fue considerado por muchos como el parque zoológico más hermoso del mundo.
 En 1966 Muere de un derrame cerebral el 26 de diciembre en Berlín y está enterrado en su ciudad natal.



Friedrich Seidenstücker

32 comentarios:

  1. Genial esto de venir a gozar con la mirada, y con la cultura que nos ofreces a través de las imágenes. Bssss.

    ResponderEliminar
  2. Tiene algunas que me han hecho sonreír, la del fotógrafo en el árbol, o la de los hipopótamos, o ese niño meando con un burro como testigo.

    Pero hay una que es inquietante, mucho, la de la mujer saltando el charco ¿qué sucedió? ¿consiguió saltar el charco? ¿acabo sentada enmedio del agua? ¿se rompió un tacón? ¿apatreció un hombre galante que la recibió entre sus brazos y se la llevó a la cafetería más próxima, donde iniciaron una tormentosa y húmeda relación?

    Resumiendo: simpáticas fotos, muy buen fotógrafo sin duda.

    Un abraç :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uyyyyy la que salta el charco...todo un misterio aunque creo que no se ahogo...

      Una abraçada

      Eliminar
  3. Guau! Me encantan estas fotos. Excelente fotografo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son una pasada, tiene un toque de humor genial

      Besos

      Eliminar
  4. Agradezco esta selección de fotos que como a Ximo, me han hecho sonreir; situaciones captadas con mmucha gracia.
    Aprovecho para enviarte un abrazo y mi recuerdo.
    Anna J.R.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y es que en estos tiempos que corren, el humor es mas necesario que nunca.

      Besos

      Eliminar
  5. ¡Ostras Teresa!.
    Son chulísimas estas fotografías.
    Y la del chico de espaldas, que está regando las plantas, ja, ja...
    La del bebé con el cahorrito de leopardo, la señora que está con la cabeza dentro el cochecito de b.b.
    Petons desde Valencia, Montserrat

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Montserrat Llagostera

      La del bebe es una cucada

      Petonets

      Eliminar
  6. Aprendo mucho contigo Pluvisca. Tanto en un blog como en otro. Voy descubriendo gente nueva en el mundo del arte y eso me conforta, me gusta y lo valoro.
    Gracias amiga
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mj

      Me gusta mucho el mundo visual, y también compartirlo. Me alegro que te guste mi niña.

      Besos

      Eliminar
  7. No lo conocía, de nuevo un eliz descubrimiento, me encanta sus fotos por ese buen ojo y su excelente sentido del encuadre y del humor.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tesa Medina

      Tiene un sentido del humor que se agradece en estos momentos. A pesar del tiempo son actuales.

      Besos

      Eliminar
  8. Un poquito de pasado que nos acaricia la cara con dulzura... preciosas como siempre, no lo conocía, gracias mil besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola

      Nos alegra y nos hace ver que hay cosas que el tiempo no envejece

      Besos

      Eliminar
  9. qué buenas las fotos!!!
    se nota la naturalidad de la captura

    me gustaron mucho
    besitos y luz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. lichazul

      Si, es muy natural y tiene mucho sentido del humor

      Besos

      Eliminar
  10. Realmente delicioso.
    ¡Qué tiempos aquellos, tanta belleza con una simpleza increíble!
    Me llevo unas cuantas, también de la entrada anterior.
    Un fuerte abrazo, Pluvi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Virgi

      Creo que su belleza y su ironia, a pesar del tiempo son actuales

      Besos

      Eliminar
  11. La primera vez que leo y veo algo acerca de este fotógrafo. Me ha encantado su obra.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nómada Planetario

      Me alegro que te gusten

      Saludines

      Eliminar
  12. Me entristece saber que el éxito merecido llega a una tardía edad.
    Es bueno
    Besos afectuosos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ladurie

      Hay muchos que no son reconocidos...incluso han de morir para que los reconozcan.

      Besos

      Eliminar
  13. Las fotos son todas impresionanates y encima en blanco y negro, que pasada!
    Me ha encantado la primera, es preciosa, auqneu la del niños subido al arbol con el perro intentando morderle en salva se al parte, ajjaja es superdivertida.
    un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sabores compartidos

      Si, la de los niños es trochante

      Besos

      Eliminar
  14. Quizás no era su pretensión hacer arte, pero sus fotografías dicen que lo hacía y muy bien, por cierto.

    Me parecen magnificas por sus encuadres y su realidad.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Trini Reina

      Estoy de acuerdo, es una buenisima fotógrafa y con mucho sentido del humor.

      Besos

      Eliminar
  15. Me gusta su atenta y divertida mirada en las poses,parecen animadas,con vida a la espera de acontecimientos.

    Abrazos,saludos afectuosos y buen finde Teresa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio

      Si, hace que veamos esa parte de la vida divertida.y que nos hace falta.

      Besos

      Eliminar
  16. me gustan estas fotos de Friederich no se qué. Un cosa tiene que no es muy corriente. La gran variedad de temas que escoge. Hay de todo y bueno en esta colecciön.
    Gracias por compartir. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Montserrat Sala

      Hace un batiburrillo genial y muy divertido

      Petons

      Eliminar