martes, 6 de marzo de 2012

Captar con el corazon

Me interesa la gente no sólo imágenes, sino también como seres humanos. En las historias que me contaban o entrevistas que tuve con ellos. Parecía que era una parte importante de lo que yo estaba tratando de comunicar.


Jack Delano

Nació en Ucrania en 1914 en el seno de una familia judía que emigró a los Estados Unidos en 1923. Su madre había sido capitán del Ejército Rojo y su padre maestro de escuela. Tenía un hermano, Shlomo, que llegó a ser un destacado violinista.
 Ya en los Estados Unidos, la familia se instaló en Bristol, el norte de Filadelfia. Primero estudió música en el Curtis Institute ("El sueño de toda familia pobre de aquella época que venía de esa parte de Rusia era hacer que los muchachos se convirtieran en músicos famosos").
 Luego, ingresó a la Pennsylvania Academy of Fine Arts, donde se especializó en ilustración y diseño gráfico, obteniendo en 1936 una beca que le permitió viajar a Europa para visitar museos y sus colecciones de pinturas.
 "Empecé a sacar fotos, en parte, simplemente como turista pero también empezó a interesarme como medio de expresión". Sentía admiración por Lewis Hine y tras obtener un apoyo económico a través del Proyecto Federal de Artes, creado por el gobierno de Roosevelt en los años de la gran Depresión, realizó en 1938 un gran ensayo sobre los mineros del Pottsvile ( que permaneció inédito hasta que fue publicado por primera vez en Fotomundo en la edición extraordinaria dedicada a su obra, en mayo de 1995).
 La exposición de los mineros fue visitada y elogiada por Paul Strand. Eso estimuló a Jack a intentar suerte en New York, donde se encontró con Irene, quien sería la compañera de toda la vida. Strand lo recomendó ante Roy Stryker y, de esa manera, ingresó en la Farm Security Administration
 Fue enviado al sur, donde el racismo y la intolerancia era cosa de todos los días. Jack realizó allí varias de las más memorables fotografías de la FSA. En noviembre de 1941 viajó a las Islas Vírgenes y a Puerto Rico, para seguir documentando las condiciones sociales en territorios administrados por Washington.
 Su ida a Puerto Rico habría de tener profundas consecuencias en el futuro de la vida de Jack y de Irene porque, al término de la II Guerra Mundial (donde sirvió en el Pacífico como oficial de la Fuerza Aérea), decidieron ir a vivir a la isla.Establecido en Puerto Rico, Jack obtuvo una beca Guggenheim pero decidió pedir una postergación al ser contratado como fotógrafo de la Oficina de Información de Fortaleza. Elaboró entonces, a pedido del gobernador Luis Muñoz Marín, el proyecto de creación de la División de Cinema y Gráfica con el objetivo de ayudar en los planes de alfabetización.
 Irene produjo afiches, la gráfica, mientras que Jack realizó documentales educativos y, finalmente, participó en la creación de la televisión educativa en Puerto Rico. Fueron años de mucho trabajo pero también de grandes satisfacciones.
Durante la década de 1970, se dedicó casi exclusivamente a sus proyectos personales, luego de renunciar en 1969 al servicio de radio y televisión gubernamental. La música, el diseño gráfico y la edición de libros, fueron entonces su mayor preocupación junto a su esposa Irene. En 1979 obtuvo una nueva beca que le permitió recorrer la isla y fotografiar los sitios y muchas de las personas donde había estado en 1941.
 En Puerto Rico Jack Delano produjo y dirigió diversas películas educativas, tales como Caña y La Voz en la Montaña (1947), Una gota de agua y Desde las nubes (1948), Jesús T. Piñero (1949), Las manos del hombre (1950) y el clásico de la cinematografía puertorriqueña, Los peloteros (1951). Su labor incluyó componer piezas musicales para varias películas antes mencionadas y escribir el guión de Las manos del hombre. También participo en el diseño de carteles.
Las dos décadas de los años cincuenta y sesenta del siglo pasado llevaron a Jack Delano a continuar expresando su inagotable creatividad artística a través de la producción independiente de documentales, ilustración de libros, fotografía, composición musical, dirección y producción para televisión –incluyendo del Festival Casals desde su inicio en 1958- y el diseño de escenografías, entre otras.
Entre muchos reconocimientos, Jack Delano recibió el título de Doctor en Artes, Honoris Causa, de la Universidad del Sagrado Corazón en 1987 y de Doctor de Humanidades, Honoris Causa, de la Universidad Interamericana de Puerto Rico en 1991.
 Jack Delano falleció el 12 de agosto de 1997 en San Juan de Puerto Rico dejando un valioso legado que sirve de estímulo e inspiración a tantos puertorriqueños, no sólo en el campo de las artes y la cultura, sino además, como humanista, maestro y ciudadano ejemplar.
 En su obra y en su vida, Jack ha dejado grandes enseñanzas y, en este sentido, habrá de permanecer en el recuerdo como el auténtico maestro que fue.
 Jack Delano, junto a su inseparable compañera Irene quien falleció en 1982, hizo una aportación significativa a la vida cultural puertorriqueña.
 Delano fue el destinatario de un John Simon Guggenheim Memorial Fellowship en 1946, y su obra ha sido expuesta en el Smithsonian Institution, Washington, DC, El Museo del Barrio, Nueva York, y En Foco Gallery, Bronx, Nueva York, entre muchos otros las instituciones.

34 comentarios:

  1. Son muy diferentes las fotos unas de otras, pero todas están geniales, trata lo que ve con ternura y, también, con compasión, no genera una distancia fría entre lo que ve y él mismo.

    Una abraçada

    ResponderEliminar
  2. Es muy, muy interesante tu blog.

    Felicitaciones. Por aquí me quedo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Me gusta la agradable sensación de proximidad que transmiten la mayoría de ellas.

    Abrazos y saludos afectuosos!

    ResponderEliminar
  4. Desde luego qué maravilla de entrada..estupenda. Un abrazo desde Murcia..seguimos..

    ResponderEliminar
  5. Gran vida , y grandes fotografias. Me encanta esas que parecen contar una historia a traves de los ojos del fotografiado . Cuidate mucho pluvisca . saludos manu.

    ResponderEliminar
  6. Ximo

    A mi me impresionaron estas fotos, es como si traspasaran el papel

    Una abraçada

    ResponderEliminar
  7. Idella Esteve

    ¡Bienvenida al blog! Me alegro que te guste

    Saludines

    ResponderEliminar
  8. Antonio

    Si, son duras y cercanas al ismo tiemo

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Manu

    Si, trasmiten vida, emociones...

    Besos

    ResponderEliminar
  10. hermosas las fotos y gracias por tu comentario, nos seguimos y feliz dia :)

    ResponderEliminar
  11. lejos lejos lejos son las fotos más vivas y más entrañables que he visto!
    gracias por compartirlas

    un trabajo que desglosa historias , imaginativos se disparan absolutos, pura poesía en la retina

    besitos y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  12. el juego de luces en sus tomas me merece un aplauso muy bien Delano

    ResponderEliminar
  13. Pero querida amiga mía
    ¡Cómo logras siempre sorprenderme! Magnífica entrada. No le conocía y me ha hecho pensar en mi admiradísima: "Dorothea Lange".
    Un placer maravilloso recrearme en cada instantánea. La primera, espectacular.

    Un fuerte abrazo, lleno de cariño.
    Feliz Fin de Semana!

    ResponderEliminar
  14. Sí, traspasan el papel y penetran a través de la mirada.

    Genial
    Una se queda sin palabras para comentar

    Besos

    ResponderEliminar
  15. Las fotos son muy realistas y nos muestran la realidad de la época

    ResponderEliminar
  16. Elisa...lichazul

    Es historia en imágenes, puro corazón

    besos

    ResponderEliminar
  17. Papel Frágil

    Es todo un arte saber jugar con los tonos, los claros y las sombras

    Besos

    ResponderEliminar
  18. Beatriz

    Si que recuerda a Dorotea, una de las mejores para mi.

    Buen fin preciosa!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  19. Trini Reina

    Creo que Delano les insufló alma...

    Besos

    ResponderEliminar
  20. Mª Jesús Verdú

    Si, una época rica en matices y que vista hoy nos mueve la nostalgia

    Besos

    ResponderEliminar
  21. Qué fotografías impresionantes... Me interesa la gente también como seres humanos, jiji. Y de repente, alguno, te parece que lo conoces de otros momentos de tu vida, o quizá, incluso de otra vida.

    Están bien siempre los encuentros.

    ResponderEliminar
  22. Un magnífico homenjae a un gran ser humano y excelente artista. Con su lente logró captar instantes de una realidad que seguirá comoviendo. ¡Me encantó! Un beso grande!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  23. Sus fotografías me hablan, me cuentan historias. Tiene el don de captar gestos y momentos. ¡Impagable!
    Las de los niños me producen una especial ternura (ay, ese vendedor de periódicos), como las de los ancianos.
    Alguna foto suya había visto, pero no tantas, ni sabía nada de su vida. Gracias por descubrírmelo.
    Encantada de conocerte, Pluvisca. Me gustan tus blogs.
    Gracias por tu confianza y recibe un fuerte abrazo, que ojalá hubiera podido darte ayer en persona.

    ResponderEliminar
  24. feliz inicio de semana Pluvisca, un abrazo grande y lleno de energía

    gracias por tu huella

    ResponderEliminar
  25. Eastriver

    Siempre estan bien...lo malo son lkos desencuentros.

    Sigo pensando donde...

    Besos

    ResponderEliminar
  26. Diana Profilio

    Es un fotógrafo con un caorazón en acción

    Besos

    ResponderEliminar
  27. Isabel Martinez

    Habrá que buscar otra ocasión para el encuentro.

    Delano es un fotógrafo excelente

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  28. me gusta especialmente la forma que tiene Delano de retratar a los niños, niños sin infancia casi siempre

    la primera de la niña es una foto que me encanta

    aunque también me han encantado la de la mecanógrafa y como no podía ser de otro modo la preciosidad del tren en marcha

    besos

    ResponderEliminar
  29. la de la mecanógrafa...y costurera (a máquina)


    :)

    ResponderEliminar
  30. icaro

    Este hombre me provoca mucha ternura y también tristeza. La cara de la viejina como de resignación me toca, me recuerda a las mujeres d ela época de mi abuela.

    Besos

    ResponderEliminar
  31. icaro

    Anda que la maquina de escribir no tiene desperdicio...la de la maquina de coser...s como si viera a mi madre de joven...

    Besos

    ResponderEliminar