viernes, 13 de diciembre de 2013

Delicadeza en el trazo

Marina Marcolin nació en Vicenza, Italia, en 1975. Trabaja como ilustradora profesional para las principales editoriales italianas y extranjeras. 
 Sus libros están en Italia, España, Grecia, Francia, Suiza, Taiwán, Corea, Alemania, Holanda. Sus ilustraciones se han exhibido en Italia y otros países extranjeros y que ha recibido varios premios relativos a su trabajo. En 2006 el Ministerio de Cultura griego le adorna con el importante premio "La mejor ilustrador extranjera del año". 
Aqui os dejo una historía preciosa sobre las grullas:
Sadako creció como una niña fuerte, atlética y con mucha energía. El 6 de agosto de 1945, cuando Sadako tenía tan solo dos años, Estados Unidos hizo estallar dos bombas atómicas sobre la población civil. En el momento de la explosión, ella estaba en su casa ubicada a tan solo 1,5 km de la zona cero de la deflagración. Un día nueve años después, mientras corría, empezó a sentirse mal y cayó al suelo. Posteriormente fue diagnosticada con leucemia, conocida como «enfermedad de la bomba A».
Su mejor amiga, Chizuko Hamamoto, le recordó una vieja tradición sobre alguien que realizó mil grullas en forma de figuras de papel (origami) y gracias a ello los dioses le concedieron un deseo. Con sus propias manos, Chizuko le regaló la primera grulla que realizó en papel dorado y le dijo: «Aquí tienes tu primera grulla». Sadako tenía la esperanza de que los dioses le concedieran el deseo de volver a correr de nuevo. Al poco tiempo de empezar su tarea conoció a un niño al que le quedaba muy poco tiempo de vida por la misma causa, la leucemia y le animó a que hiciera lo mismo que ella con las grullas pero el niño respondió: «Sé que moriré esta noche».

Sadako pensó que no sería justo pedir la curación sólo para ella, y pidió que el esfuerzo que iba a hacer sirviera para traer la paz y la curación a todas las víctimas del mundo. Con el papel de los botes medicinales y otros que iba encontrando llegó a completar 644 grullas de papel. El avance de la enfermedad impidió que acabase de realizar la tarea, muriendo el 25 de octubre de 1955 (a los 12 años de edad) tras 14 meses de ingreso en el hospital. Sus compañeros de escuela, después de su fallecimiento, llegaron a completar las mil grullas. Los compañeros de escuela y amistades pensaron dedicarle un monumento donde se representaría a Sadako sosteniendo una grulla dorada en su mano, también dedicada a todos los niños que murieron a causa de las dos bombas atómicas.
 Es profesora de técnica de la acuarela y de la ilustración en Vicenza.
Es difícil permanecer indiferente a los colores pastel de las ilustraciones de esta mujer  
 Vive en Arcugnano (Vicenza), entre el lago y el bosque.


20 comentarios:

  1. Una maravilla esta entrada con la que nos deleitaste, Teresa.
    Las ilustraciones tienen un toque mágico, algunas parece que se van a diluir en el aire...
    Los colores son delicadeza pura. Y la historia de la pequeña Sadako, otro regalo entrañable.
    Gracias y lo comparto con alegría.
    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la impresión primera que tuve, la de que iban a diluirse...

      Me encanta ese color falta de él que las hace etéreas

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Encantadoras las ilustraciones y preciosa la historia de las grullas!!
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, la historia de las grullas me emociono la primera vez que la leí

      Un abrazo

      Eliminar
  3. bellos y delicados trabajos nos compartes Teresa
    ten un precioso fin de semana
    abrazos

    ResponderEliminar
  4. Hermosas las ilustraciones, conmovedora la historia de Sadako y las grullas. Un abrazo.

    ResponderEliminar


  5. Hello, Teresa Palmer.

      Lovely your works, full of joy.

      Thank you World-wide LOVE, and your Support in this year.
      The prayer for all peace.

    Merry Christmas, and A happy New Year for you and yours.
    From Japan, ruma ❃

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita, me alegro que te guste

      Saludos :)

      Eliminar
  6. Que bello... Todo es sentimiento y ternura...

    Felices días, amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucha ternura, mucha suavidad...

      Felices días para ti también amigo

      Besos

      Eliminar
  7. Qué belleza de post, y encima con la historia de Sadako.

    A veces el arte me conmueve de una manera muy extraña.

    Como ese visillo de la mujer que mira por la ventana. Tal vez no se la ilustración más llamativa, pero es en la que más rato me he parado.

    Me parece genial esta ilustradora.

    Un beso, Teresa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me conmueve de una manera especial este tipo de ilustraciones, son etéreas, suaves, delicadas...

      Un abrazo

      Eliminar
  8. Lo que más me ha gustado de esta ilustradora es la luz que desprenden las obras, me ha encantado especialmente la de la chica en la calle, con la ropa tendida y la bici. Además la historia de las grullas me ha estremecido.

    Te dejo un fuerte abrazo y espero que disfrutes estos días festivos en familia lo mejor posible

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me emociono la historia de las grullas cuando la leí, hace pensar que hay gente buena...

      Si, la luz y esa ausencia de color llamativo es lo que más me gusta de esta ilustradora

      Disfruta de estos días

      Besos

      Eliminar
  9. Maravillosas todas las ilustraciones expuestas aquí. Belleza y arte por doquier

    Besos

    ResponderEliminar