martes, 30 de abril de 2013

Una ventana al mundo

"La fotografía no puede separarse de los aspectos de la toma de las cosas comunes inusuales, dando la bienvenida a lo inesperado, disfrutar y abrazarnos a nosotros mismos con la alegría de la fotografía."

 “La fotografía no es sólo una manera de expresar su alma más interna, sino también la creación de una ventana al mundo en el que a través de sus imágenes captura lo que no se ve. Me impulsa el deseo de explorar la belleza mística de la naturaleza a través de los elementos de la fotografía artística”.

 Hengki Koentjoro


 Nacido en Semarang, Java Central, Indonesia, el 24 de marzo de 1963. Es graduado del Instituto Brooks de Fotografía, Santa Barbara, California, donde se especializó en la producción de vídeos y especialización en el arte de la fotografía.
 Hengki regresó a Indonesia para convertirse en un camarógrafo freelance / editor, especializado en documentales sobre la naturaleza y los perfiles de las empresas, y ahora vive en Jakarta. 
Según Anton Castro (y y lo secundo) :Koentjoro entiende la fotografía como un arte mayor, capaz de cautivar, de mostrar la complejidad y el enigma del mundo. Si el fotógrafo es un creador desde la luz, Koentjoro más aún si cabe: sus fotos dialogan con la claridad y la sombra, con los matices más exacerbados y hermosos, con la caligrafía inefable del blanco y negro
 Su obra tiene calor, ternura, presencia; envuelve, conmueve, se sedimenta en el alma
Haengki Koentjoro es un fotógrafo con embrujo. Alguien que sabe mirar y que extirpa el alma de la naturaleza, del agua, de esos lugares exóticos (bosques, lagos, valles, montañas) que parecen nacidos del sueño.  
Sus fotos de paisaje destacan, de entrada, por el refinamiento, por la expresividad, por la capacidad de evocación, que nace de la composición, de la poética del claroscuro y de una idea un tanto imprecisa de intemporalidad. Las fotos de Koentjoro parecen hechas para siempre o parece que hubieran estado ahí desde siempre. Tienen música 
 Sus fotografías tienen magia, misterio, sorpresa: las ves y no puedes dejar de mirarlas; las ves y te transportan a ese lugar; las contemplas y elogias su serenidad, el abanico de tránsitos desde el blanco purísimo al negro más intenso, las contemplas y percibes de inmediato el talento del creador, su comunión con el paisaje y su libertad de trabajo. Koentjoro es un fotógrafo en libertad capaz de convertir cualquier detalle en una obra de arte



 Koentjoro es un formidable fotógrafo de inspiración submarina o acuática
 Hengki Koentjoro es un poeta del claroscuro, alguien que posee la capacidad de crear paraísos. Y otra cosa muy curiosa: la fotografía también es voluntad artística de esculpir con la luz. Eso Koentjoro lo hace magistralmente: construye volúmenes y texturas, envolturas de luz, araña el paisaje y le extirpa sus mejores brillos.

El paisaje es una construcción mental a menudo: él sabe mirar y otorgarle un fogonazo de trascendencia, de pureza y de hermosura. 
Koentjoro: Nunca voy con una idea premeditada sobre lo que quiero fotografiar, suelo dejar que sea la propia naturaleza que me rodea la que me inspire. Lo mejor de fotografiar la naturaleza es que siempre está ahí y nunca me decepciona, así que normalmente, a lo largo del viaje siempre me veo recompensado en algún momento.
Koentjoro: Es cierto que suelo retratar al ser humano de forma vulnerable, y lo hago así porque somos muy pequeños e inferiores frente a la naturaleza. También es una forma de decir que tenemos que respetar la naturaleza, apreciar su belleza y proteger su bienestar. 
Koentjoro: Me encanta el agua, especialmente el océano por su inmensidad y amplitud. Me transmite calma y tranquilidad. Es una fuente de equilibrio para el cuerpo y especialmente la mente, que necesita ser mimada de vez en cuando 
Koentjoro: Ansel Adams y su sistema de zonas, y Michael Kenna por su sencillez. Ambos me han inspirado para intentar dar lo mejor de mi mismo y me han ayudado a desarrollar mi visión artística. 
Koentjoro: Estudiar en el extranjero es una experiencia enriquecedora de por sí, y hace que tu visión se amplíe. Mi pasión fotográfica nació en Estados Unidos porque ahí encontré muchos ejemplos que desencadenaron mi inspiración. Allí pude acceder a muchas fuentes de información y conocí muchos expertos que me ayudaron a desarrollar mi visión.  
Koentjoro: Mis padres me regalaron una cámara de bolsillo Kodak para un regalo de cumpleaños. Los amores de capturar momentos de la familia, así como la capacidad de congelar momentos fueron el punto de partida de mi historia de amor con la fotografía. 
 El paisaje es algo inmenso, sin paredes ni límites, sobre todo el océano. Tiene ese efecto calmante que creo que es bueno para la mente
 El sureste asiático ofrece a Koentjoro los paisajes que componen su obra. El agua descendiendo las montañas, el cielo arropado por nubes blancas, o los rayos del sol traspasando los árboles son ejemplos de sus fotografías artísticas que desnudan la naturaleza 
 Al usar sólo blanco y negro, Koentjoro transforma estos paisajes en los patrones abstractos y elaborados de formas y colores. Él transforma la belleza de los paisajes todos los días en momentos maravillosos y experiencias nuevas, lo que permite al espectador ver la naturaleza de una manera fresca e inusual. 



30 comentarios:

  1. Es apabullante este Koentjoro. Sus fotografías me transmiten algo, como decirlo, un tacto suave, como si al verlo las imágenes desprendieran un tacto cálido y suave incluso la del tiburón.

    Gracias por presentármelo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, es como si las hubieran moldeado y las hunieran dejado suavinas...

      Besos

      Eliminar
  2. increibles imagenes, pero daban sensacion de movimientos...besos

    ResponderEliminar
  3. ¡Cuanta belleza! Me han encantado. Bss.

    ResponderEliminar
  4. Estoy fascinada con el ojo de este fotógrafo (ya me anoté el nombre, para tenerlo a mano). Tiene fuerza y delicadeza al mismo tiempo.
    Gracias Pluv por difundirlo.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  5. Geniales fotografias en blanco y negro, no sabria con cual quedarme.

    ResponderEliminar
  6. Me han parecido extraordinarias esta serie de fotos. Buenísima elección, Teresa. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro, la verdad es que es casi poesia

      Petons

      Eliminar
  7. Sensuales con esa tremenda intimidad que les da el blanco y negro. Fotografías a "cámara lenta".

    ResponderEliminar
  8. Es alucinante la colección de fotografias que nos has dejado hoy. No sabría con cual quedarme ya que hay cuatro o cinco que son espectaculares por su fuerza y su belleza.
    unos besotesssssssssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada, quedate con todas. La verdad es que son preciosas

      Besos

      Eliminar
  9. Tu lo has dicho Pluvisca. Es un fotógrafo con embrujo. Fiel a las ideas que expones al principio de la entrada, nos enseña imágenes que nadie ha conseguido descubrir.
    Me las llevaría todas. De tanto como me gustan. Pero vendré a tu casa cuando las necesite exponiendo por supuesto su nombre y tu dirección.
    Un beso, preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes, vuelve cuandoquieras, como si estuvieras en tu casa

      Besos

      Eliminar
  10. Amén...

    Me quedo fascinado, amiga, gracias a estas imagenes de lo invisible...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que las disfrutes

      buen fin de semana

      besos

      Eliminar
  11. El mundo fotografiado con toda su belleza y su misterio.

    La ola me encanta

    besos

    ResponderEliminar
  12. Dan ganas de traspasar esa ventana y sentir en propia piel toda esa fuerza y belleza que transmiten. Bueno.. la del tiburón no, jeje...
    Creo muy acertado el uso del B/N, en color no serían lo mismo.

    Un fuerte abrazo Teresa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que el blanco y negro es magico y más en estas fotos que son todo poesía

      Besos

      Eliminar
  13. ¿Qué decir ?....

    Pues únicamente que són IMPRESIONANTES ¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  14. Madre mía, me encantan!
    Su deseo de explorar la belleza mística de la naturaleza es también mi deseo, a otro nivel, claro:-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como se nota que te gusta la fotografía...

      Petons

      Eliminar
  15. Espectacular, alucinante...¿cómo puede captar la luz de esta forma? sus fotos tienen un grado inmenso de espiritualidad, de confrontación con la naturaleza de la que somos parte...una maravilla.

    ResponderEliminar
  16. Si, pienso como tu, tiene un grado inmenso de espiritualidad y verlas me transmite calma

    Besos

    ResponderEliminar