sábado, 9 de febrero de 2013

Captadas al vuelo


"La fotografía que a mí me gusta no es aquella en la que se expresa el fotógrafo, sino la que expresa la realidad", defendía.

 "El fotógrafo no tiene una clase social concreta que lo acoja. No es ni un obrero ni un empresario, ni un finolis ni un granuja, pero es capaz de desempeñar cualquiera de estos papeles y muchos mas. Para mi, el fotógrafo practica siempre el transfuguismo social"


 Xavier Miserachs


Foto: Els Encants, Barcelona, 1956 Hereves.  Cuando Barcelona empezaba a despertar del largo letargo producido por la dolorosa y gris posguerra española, hubo un fotógrafo que decidió plasmar esa ciudad que renacía de sus cenizas con la crudeza y la autenticidad del blanco y negro.
En un momento en que la película color estaba en auge y el technicolor hacía las delicias de los cinéfilos, Xavier Miserachs, decidió iniciar el proyecto de un libro “a la antigua”, Barcelona blanc i negre (Aymà Editora, 1964), una obra que le llevaría a realizar más de 7.000 fotografías de la ciudad en apenas dos años.

Foto: castellers. Se trata de un documento excepcional que incluye una selección de 371 fotografías de Miserachs y textos del historiador Josep Maria Espinàs y un prólogo de Joan Oliver (el poeta Pere Quart).  
Foto: Emigrantes., Barcelona 1962. En ellas vemos una Barcelona aún gris y pobre pero que empieza a recibir ingentes cantidades de inmigrantes atraídos por la reciente segunda industrialización que está viviendo Catalunya, edificios levantando sus esqueletos, un parque de automóbiles en auge, todo ello combinado con vetustas chimeneas todavía humeantes y escenas de pobreza 
Si hay algo que haga destacar a Xavier Miserachs entre otros fotógrafos de su época es que junto a Ricardo Terré y Ramón Masats comenzó a integrarse definitivamente en la corriente de la fotografía profesional, siendo éste el punto desencadenante de un movimiento que comenzaría a tomar cuerpo y forma con el trabajo de los tres, la fotografía documental de los años 60. 
 Foto: Mercado del Borne, Barcelona. Del mismo modo, cabe hacer mención al trabajo que realizó de La Gauche Divine, movimiento espontáneo de los 80 en el podían encontrarse a arquitectos, artistas y escritores que se rodeaban de un ambiente de libertad en una España en la que aún quedaban resquicios de la dictadura
Foto:Gimnasia en la escuela. Barcelona, 1967. Nacido en la Barcelona de 1937, estudia medicina, empezando a interesarse por la fotografía. Tras el éxito de sus primeras muestras, colaborará con diversas revistas, Triunfo, Interviú, Gaceta Ilustrada, La Vanguardia, etc... gracias a las cuales viajará por casi todo el mundo, haciendo de una de sus grandes aficiones su forma de vida.  


 Sus fotos , captadas al vuelo, no sólo permitieron descubrir aspectos desconocidos de nuestra propias vidas y seguir el rastro de las grandes transformaciones que sufrió Barcelona en la segunda mitad del siglo XX, sino que, como antes habían hecho Brassaï o Cartier-Bresson con París, o su admirado William Klein y Helen Levitt con Nueva York, fijó una imagen icónica de la ciudad 
Corresponsal en diversos lugares, ilustrador, viajero incansable lo cual no le impide tener algún escarceo con el cine, dos films underground dirigidos por Enrique Vila Matas y Emma Cohen, así como la dirección y producción de sus cortometrajes "AMÉN" e "Historieta muda".Autor de varios libros de fotografía entre los que destaca indudablemente "Barcelona, blanco y negro", algunas de cuyas imágenes acabarán convirtiéndose en iconos de una época
A Miserachs le encantaban las mujeres, y eso se ve reflejado en cómo las retrataba con su cámara. En sus fotografías aparecen siempre tan airosas, tan seductoras, con tanta presencia. Tan protagonistas.Como apunta en su crítica de la exposición el fotógrafo documentalista Paco Elvira, Miserachs no sólo capta la feminidad en sus imágenes, sino que hace constantes guiños al sexo opuesto jugando con situaciones irónicas y atrevidas, reflejando en parte cómo se vivía en aquella época el despegue en la sociedad de la mujer española. 
Foto: Autovia de Castelldefels 1962 
Foto: Rambla de Santa Mònica, Barcelona, 1962 
 Foto: Dali
Foto: La Bòbila de Llinars, 1952.  Casademont describe la obra del grupo neorrealista: (Francesc Català-Roca (1922) y que también incluía nombres como Oriol Maspons (1928), Ricard Terré (1928), Paco Ontañon (1930), Leopoldo Pomés (1930) y Ramón Masats (1931). Para nosotros la fotografía era un problema alimentario, no era un problema existencial o espiritual. Era el problema de poder vivir practicando la profesión que habíamos escogido. Ya sé que la manifestación plástica posterior podía dar a entender que denunciábamos un estado de injusticia, de miseria ... 
Foto: Verema a Jerez, 1960. Pero no, nada, mentira. A lo que de verdad aspirábamos era a convertirnos en fotógrafos profesionales. Nos parecía una aspiración muy honorable y nos sublevaba que la sociedad no nos diera unos mecanismos para acceder. Que luego hubiera una concreción particular de todo esto, que en vez de escapar por ejemplo por la vía del surrealismo nos escapèssim por la vía de la crítica social, creo que es puramente accidental.Josep M. Casademont
Foto: Tranvia 36 1965
Foto: Barcelona 1962. Tenía Xavier un estilo distinto de mostrar las cosas. Era ante todo un fotógrafo de calle, de personas de la calle y de la propia arquitectura urbana. De los que sabe resumir en un disparo un montón de información, pero siempre sin olvidar de darle un toque crítico. Era una visión muy personal. Entre discreto y elegante, sin llegar a ofender, pero sin ocultar ninguna miseria 
 Foto: Calle Pelayo 1962. En los últimos años de su vida, Miserachs se interesó por la escritura y por dejar testimonio de su concepción de la fotografía, una concepción beligerante hacia lo que él entendía como la cultura fotográfica dominante y sus instituciones. En este sentido, destacan sus dos últimos libros, Fulls de contactes. Memòries (Edicions 62, 1998) y Criterio fotográfico (Omega, 1998), aparecidos el año de su muerte.
Foto: Barcelona 1962. El Archivo Miserachs está constituido por aproximadamente unas 80.000 imágenes fotográficas, junto con todo tipo de documentación del fotógrafo, así como parte de su biblioteca personal. Actualmente se encuentra depositado en el Centro de Estudios y Documentación del Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona desde el 3 de febrero de 2011 y por un periodo (renovable) de 25 años. 


28 comentarios:

  1. super naturales. me recordaron muchas fotos que mi padre tenía y que tomaba cuando era jóven jejeje, con las mudanzas ni idea de donde quedaron esos testimonios de una época entre la luz y las sombras


    abrazos y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aún tengo alguna qu eotra guardada...no hace tanto...pero juraría que pasaron siglos ¿verdad?

      Besos

      Eliminar
  2. oohhh! quiero un sidecar!!
    muy buenas también estas tomas...
    mua

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo también!!! eran una monada los sidecares, yo vi circular alguno...

      Bssss

      Eliminar
  3. Excelentes

    Historia de una realidad no tan lejana.
    Me han dejado algo triste.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tan lejan aTrini...aunque en nuestra mente parezca que pasó un siglo...

      Algunas son tristes...era una época triste...

      Besos

      Eliminar
  4. un material maravilloso, y me gusta eso que dices de intentar mostrar, captar la realidad, feliz finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es fácill captar la relaidad, hay que saber mirar...

      Besos

      Eliminar
  5. Una muy interesantes fotos. Todo ha cambiado mucho.
    Bss

    Anna

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha cambiado la foram, no se si el fondo...

      petons

      Eliminar
  6. Pluvisca. Adoro tu mirada. Gracias por prestármela un rato.
    Haré buen uso de ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me laegro que te guste tecla. Para mi también es una gozada

      Besos

      Eliminar
  7. ¡Los años sesenta! Geniales fotografías, respecto a esa década, qué bueno que pasó, solo eso. Me encanta la imagen del cochecito en la autopista y la de los ladrillos, y la de la barca y...... bueno todas, es muy bueno. Bsss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, ya pasó, pero ahora...¿que va a pasar ahora?...

      besos guapa

      Eliminar
  8. Me encanta la fotografia espontanea, es donde mas partido sacas a las circunstancias y además son más originales que cuano te pones a posar.
    Muy buenas las fotos pluvis
    un besoteeeeeeeeee

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que para mi las instántaneas son la fotografía,porque es cazar instantes

      Besos

      Eliminar
  9. Sorprendente.
    Este es uno de mis blogs favoritos, y de los que más extraño cuando estoy fuera.
    Saludos afectuosos.

    ResponderEliminar
  10. Miserachs nos ha dejado un buen montón de fotos geniales que retratan con humor y ternura una época oscura de la Cataluña anterior al "diseny" y al turismo masivo de cruceros que pueden vomitar en la ciudad 30.000 personas de golpe.

    Hoy día la foto social es muy difícil en Barcelona y en, general, en las grandes ciudades de Europa.

    Todos vamos con cámaras o móviles que hacen fotos, y todos nos parecemos tanto que a veces no sé ni dónde estoy.

    Me chiflan estas fotos como espectador, y añoro estas oportunidades como fotógrafo.

    Me pongo al día mientras gozo con la mirada y con tus letras. Un beso,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy contigo, ahora todos estams haciendo fotos...es como si se nos fuera lal vida...todo lo que se va a los extremos me asusta...

      Esas instántaneas son un tesoro...

      besos

      Eliminar
  11. cad vez que veo estas fotos antiguas siento que me parecen de mentira, como si no pudieran ser verdad porque son realmente "grises"... y no me refiero al color, me refiero al alma de las personas que se ven en ellas...

    grís de pena, de miseria, de desesperanza...

    pero tal vez sea sólo mi imaginación, tal vez esas personas, a pesar de todas las estrecheces fueran felices.

    ojalá que sí.

    biquiños,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay un poco de todo en estas fotos, pero desde luego fué una época triste y gris...

      besos

      Eliminar
  12. En nuestro pueblo le tenemos dedicado con su nombre un tramo del camino de ronda entre Calella y Llafranc y desde hace ya años la Bienal de fotografía Xavier Miserachs. www.biennalxmiserachs.org

    Has hecho una buena selección Teresa.
    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era muy bueno, mo me extraña que le dedicaran una calle

      Ya estuve en la web que me comentas. Gracias

      Un abrazo

      Eliminar
  13. Parece casualidad pero ayer busqué la biografía de este fotógrafo porque encontré imagánes y fotografías muy llamativas de este artista. Lo que no logré averiguar es la relación de este fotógrafo catalán con la familia de Ricardo Bofil y su madre.

    Este blog resulta muy instructivo :))

    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que aprendas cosas. Este fotógrafo era genial

      Un abrazo

      Eliminar
  14. Fotografías llenas de detalles y rostros que expresan una época, una sociedad. Gracias por darnos a conocer este estupendo fotógrafo Xavier M.
    Saludos.
    Ramón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era un genio , al menos para mi, tenía un ojo increible

      :)

      Eliminar