sábado, 15 de diciembre de 2012

Espacios abiertos

"Prefiero el negro y el blanco, en parte, una cuestión generacional, sino también porque "el color distrae al fotógrafo y el espectador."


Gianni Berengo


1960 
Berengo Gardin nació en Margherita Ligure en el año 1930. Pasó su adolescencia en Roma y su juventud repartida entre Suiza, París y Venecia. Ya desde el año 1954 la fotografía formó parte de su vida. Este artista ha sabido registrar parte de la historia de este país a través de sus imágenes.
1970
 Durante más de cuarenta años de trabajo ha logrado capturar con su cámara momentos muy significantes de la vida y el ambiente cotidiano de los italianos, mostrándonos su cara más popular, pero también la más desconocida. Con simpatía, inteligencia, curiosidad y un acercamiento periodístico, Berengo Gardin ha documentado los cambios, las esperanzas, la vida material y las contradicciones de nuestro tiempo, desde los años 50 hasta la actualidad.
Ortisei, 1956
 He vivido en Roma, París y ahora Milán. Estoy casado y tengo dos hijos y una perra llamada Olivia. Soy de izquierdas y no soy creyente. Creo en la fotografía y me dedico a ella desde hace 45 años
Carnaval de Monaco 1959
 En 1969 el psiquiatra Franco Basaglia me pidió que retratara las terribles condiciones en que vivían los enfermos mentales en los hospitales psiquiátricos italianos. Con mis fotos y las de Carla Cerati hicimos un libro, “Morire di classe”. 
1967
Creo que hay que estar muy atento, porque un exceso de comunicación se convierte en incomunicación.. Ver demasiadas fotografías de niños famélicos hace que la gente se habitúe y la imagen pierde impacto. 
Toscana 1965
Yo no creo en las fotos retocadas ni digitalizadas. Los documentos no se deben embellecer ni transformar. A mí me interesa la realidad tal como es, y si hay una composición especial, es mérito mío.
1970
Haciendo fotografía también se hace política. Aunque el fotógrafo no sea consciente de ello, está transmitiendo sus ideas. Hay que responsabilizarse de lo que uno hace. 

Parigi 1954.
No estoy nada de acuerdo con ese dicho de “vale más una imagen que mil palabras”. La fotografía debe ir acompañada de un texto que especifique y puntualice lo que se está viendo, porque si no, la fotografía puede ser mal entendida.  
Neve a Venezia 1952
 Sus ojos son verdes y pequeños; invitan al diálogo. Sus fotos también son próximas y de una refinada ironía. Es uno de los grandes. Expone en el Museo de Arte Moderno de Nueva York, en la casa George Eastman de Rochester, en la Biblioteca Nacional francesa.
Puglia, 1958
Le interesa la fotografía narrativa y lo expresa diciendo que la máquina de fotos es como la pluma del periodista. La suya es una pluma con rúbrica. Su amigo Cartier Breson dice que se fotografía con el pensamiento 
Toscana 1958
El de Gianni Berengo no tiene rincones oscuros, es nítido, de una magia rotunda. Es hijo de una suiza que le enseñó a no llorar y de un veneciano que poseía un lujoso hotel y al que la guerra arruinó. También es hijo de la literatura: William Faulkner, John Dos Passos 
Friuli, Udine 1970
 Gardin ha expuesto sus fotografías en cientos de exposiciones que celebran su trabajo y su creatividad en diferentes partes del mundo: el Museo de Arte Moderno de Nueva York , el George Eastman House en Rochester , la Biblioteca Nacional de París , el Encuentros Internacionales de Arles , el Mois de la Photo en París, galerías de FNAC 
Venecia 1960
París también tiene una gran fascinación para mí. En París estuve casi dos años, conocí a Doisneau, Boubat, Masclet, pero sobre todo Willy Ronis, con quien nos hicimos muy buenos amigos, y de ellos aprendí mucho. El encuentro con Cartier-Bresson tuvo lugar muchos años después. Así que Cartier-Bresson ya era "dios" y por lo tanto no se puede acceder fácilmente, así que me decidí por "santos". A partir de ahí todo se trata, y, de hecho, en muchos de mis fotos se puede ver la influencia de la fotografía francesa más que Estados Unidos.
Paris, 1954
Con un cuidado blanco y negro, es  un fotógrafo que utiliza una estética clásica de fotoreportaje, imágenes excelentemente construidas, y con una carga narrativa cercana al neorrealismo. Dominador del instante decisivo, siempre obtiene esa imagen que se convierte en un icono de cada trabajo que realiza.
Villata (Vercelli). Risaie. 1998
Ha sido llamado “el Henri Cartier-Bresson de Italia” y muchos lo consideran como el mejor fotógrafo de ese país 

VeneciA 1958
Su mirada atrapa esa parte de la realidad con la cual nos obsequia con esta clase de imágenes que atraen muy directamente al espectador que las contempla. Gardin es el precursor del nuevo fotoperiodismo italiano, que tantos grandes autores ha producido en la última parte del siglo XX como Scianna o Pellegrin, por poner unos ejemplos.  
Al Lido - 1959.
Gran parte de sus fotografías más emblemáticas utilizadas en publicidad desde hace casi cincuenta años, provienen de sus archivos. Procter&Gamble y Olivetti han utilizado en diversas ocasiones sus fotos para promocionar su imágen. 

 Esta foto la hice en Gran Bretaña, hacía mucho frío, pero ahí estaban: una pareja dentro de un Austin contemplando un mar crispado. No se miraban, no se hablaban, pero había un modo de comunicación entre ellos a través de la naturaleza, de la contemplación de ese mar y de ese cielo inmensos. 



20 comentarios:

  1. siempre compartiendo belleza, que grato es visitarte! besos y feliz finde...

    ResponderEliminar
  2. Diferentes texturas, miradas, conceptos resumidas en un puñado de extraordinarias fotografías.

    Gracias y saludos.

    ResponderEliminar
  3. Algunas de estas fotos son por si solas un poema.

    Maravilloso

    Besos

    ResponderEliminar
  4. A mi me encanta la fotografia en blanco y negro sobre todo la antigua, como dice el articulo una foto vale mas que mil palabras.
    un besote fiestero de navidad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La fotografia en blanco y negro cada día me gusta más y más...

      besos

      Eliminar
  5. Preciosa la fotografía de las palomas y la de la nieve en Venecia con esos expectaculares blancos.
    Otro gran maestro de la fotografía que nos muestras.

    Un fuerte abrazo Teresa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos espacios son como un iman cuando los miro

      Besos

      Eliminar
  6. me gusta mucho este hombre, algunas de las fotografías que llenan mi cofre de tesoros ,y alguna que otra mi blog, llevan su firma

    besos

    ResponderEliminar
  7. Algunas fotos son historias en si mismas, otras son cuadros expresionistas bellísimos. Me encanta este fotógrafo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, algunas parecen pintura y además, me recuerda al japón en alguna de ellas...

      Besos

      Eliminar
  8. A mi también me han impresionados las dos de Venecia, ese blanco y esa amplitud que transmite. La del beso me encanta también, que acertado! con los grandes besos siempre parece que no existe tiempo ni movimiento externo...se para todo en esa gran burbuja..
    muaa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aja, cuando besamos es como si entraramos en otra dimensión...

      Besos

      Eliminar
  9. Disfrutando de esta maravilla de fotos.


    Abrazos y Feliz Navidad.

    ResponderEliminar
  10. No sabes lo que me alegra que te gusten

    Besinos

    ResponderEliminar