jueves, 4 de octubre de 2012

Divina infancia

Un extracto de Friedrich Hölderlin como pie de una de las fotografías de Jaime Monfort. Son las bellísimas líneas de Hiperión dedicadas a la “divina quietud” de la infancia, la verdadera patria a la que debemos regresar después de transitar por las extrañas tierras de nuestro día a día:

En el niño sólo hay libertad. En él hay paz; aún no se ha destrozado consigo mismo. Hay en él riqueza; no conoce su corazón la mezquindad de la vida. Es inmortal, pues nada sabe de la muerte.

Jaime Monfort, asegura que descubrió a Hölderlin por casualidad, al día siguiente de hacer la foto

Via Jose Ángel González

La mayor parte de las fotografías  de Jaime Monfort son de sus propias hijas, de su propia familia, lo cuál demuestra una vez más que no hace falta irse al rincón más lejano del mundo para hacer Fotografía (con mayúsculas).
 La fotografía de Jaime Monfort es paralizante y está cuidadosamente compuesta, casi dibujada en viñetas. «Me centro en el motivo y elimino lo que sobra»,
 Sus viñetas («leí muchos tebeos de pequeño y se me ha quedado la estética») reivindican el latido doméstico. Constatando que cualquier pequeño mundo contiene a todos los mundos, gran parte de sus fotos son de geografía hogareña y paternal: sus hijas y el inmenso patio de juegos de la niñez.

Jaime define la fotografia: forma de expresión y, en algunos casos, de arte. Es especial porque es inmediata. Puedes recrearte en los detalles, pero, a diferencia de otras formas de expresión, la fotografía te proporciona un subidón emocional casi instantáneo. En pintura, cine, música o literatura esa emoción es más progresiva. 
 Es la etapa que estoy viviendo. Siempre tengo a mis hijas alrededor y ellas son mi principal motivo. Crecen muy rápido y tengo la impresión de fotografiar momentos irrepetibles. Muchas personas ven a los niños como objetos adorables. Por la misma razón otras personas detestan las fotos de niños. A mí me gusta retratarlos porque tienen comportamientos y reacciones mucho más abiertas, espontáneas e intensas que los adultos.
Trabajar por encargo no es lo suyo. «No me importaría ganar dinero con las fotos, pero no estoy dispuesto a renunciar por ello a disfrutar haciéndolas».

Jaime es un fotógrafo autodidacta cuya firma estilo encarna la elegancia y la intuición penetrante 
 Yo no soy un fotógrafo vocacional ni me he dedicado a hacer fotos durante toda mi vida. Para mí la fotografía en serio empezó con la fotografía digital, con el nacimiento de mis hijas
El gusto que muestra con el tratamiento de la luz, las texturas y la composición hace que delante de una imagen suya no tegamos más remedio que pararnos a gozarlas
Sus fotos estarían en la zona de los pequeños rituales: para una tarde de lluvia, botas plásticas; para leer, un libro de tapas rojas; para el frío, una capucha…


18 comentarios:

  1. Me encanta la ternura de las fotos. A veces una ternura descreída, que ese es también el lenguaje de los niños. De Hölderlin me gusta el canto vivo y vivificante. Luego, otros como el italiano Leopardi, que me fascina también, son el otro polo, la otra cara, la desnudez del alma. Pero en estos primerizos hay una vitalidad maravillosa, aunque se acaben suicidando...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, hay una belleza pura, sin atabios...

      Besos

      Eliminar
  2. Más que sus fotos me gustan sus palabras No me importaría ganar dinero con las fotos, pero no estoy dispuesto a renunciar por ello a disfrutar haciéndolas».
    Recibe mi saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Asi tendria que se rla gente, pero no es fácil en un mundo lleno de tiburones...

      Petons

      Eliminar
  3. Lo cierto es que cuando somos niños es cuando menos malos somos, y es que a esa edad aun no hemos aprendido del todo a serlo.
    De las fotos me quedo con la del niño y el mapa mundi,
    un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La infancia es un tewrritorio desconocido para la mayoria de adultos que han arrinconado su pureza en el cuarto de atrás...

      Besos

      Eliminar
  4. una etapa que se puede prolongar toda la vida si nosotros lo queremos
    abrazo y feliz jornada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Difícil, la sociedad nos empuja hacía el otro lado...

      Besos

      Eliminar
  5. Fotografía a los niños con un tratamiento maduro creando una combinación llena de autenticidad humana,por eso los mayores nos podemos ver reflejados en ellas.

    Un fuerte abrazo Teresa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que podemos ver lo que nos queda de infancía mirándolas si...

      Petons

      Eliminar
  6. Qué belleza, Jaime sabe capturar...
    Besos infinitos

    ResponderEliminar
  7. Llegar a lo simple de la belleza es un paso enorme, que la mayoría nunca daremos. Disfrutemos, pues.
    Una preciosidad que desconocía.
    Me lo llevo, gracias, Pluvi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu lo has dado virgi, tus fotos sosn hermosas y sencillas y transmiten mucho, como las de jaime

      Besos

      Eliminar
  8. Cuando un artista no le mueve el interés del dinero se nota la libertad en sus creaciones al no estar sujeto a nada.
    Me ha encantado Teresa.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es cierto, la libertad de que nohaya ningún condicionamiento nos hace fluir mejor

      Besos

      Eliminar
  9. Es precioso, la imagen de esa niña con el trajecito a cuadros dando un brinco me dice mucho. Bsss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que las fotos hechas con amor son excelentes

      Besos

      Eliminar